Categories Menu

5 trucos que puedes poner en práctica con tus hijos para su diversión

Tener hijos en edad escolar es una tarea difícil pues con su desarrollo las responsabilidades como padre crecen a pasos agigantados, es deber de cada uno de los padres buscar actividades que estimulen la creatividad y la inteligencia de los pequeños, lo más alejados posibles de aparatos como tabletas, teléfonos móviles o juegos de vídeo.

En este artículo queremos darte a conocer algunos trucos divertidos con los que tus hijos podrán desarrollar sus habilidades de una manera económica, divertida y lo mejor: ¡en familia! vamos a ver.

Los niños pueden iniciar en el mundo de la creatividad realizando mapas, aunque no lo creas, si sabes cómo encausar la actividad ésta puede resultar muy divertida y también ayuda a desarrollar la conciencia espacial del niño.

Dibujar mapas en su dormitorio, o la casa, e incluso cartografía a gran escala dónde puedes incluir rutas a la escuela, donde viven los amigos y las principales tiendas.

Un mapa del mundo también valdría la pena, permitiendo que un niño entienda la escala de la Tierra. No tiene por qué ser tan exacto, incluso si lo deseas puedes colocar lugares imaginarios (como los mapas del tesoro) para dar rienda suelta a la diversión creativa.

Otra opción es crear ropa de manera divertida, necesitando para ello tintes para ropa, camisetas recién lavadas y secas, guantes de goma, un cuenco grande para lavar o un cubo, y bandas o cuerdas elásticas. Puedes colocar las bandas haciendo nudos en la ropa con distintos diseños, para colorearlas después con pintura textil.

Hagan un diseño creativo, incluso pueden recortar pantalones y hacer shorts. La imaginación nos permite realizar actividades increíbles, así que tienes esa otra opción.

Para ayudar a que tu hijo tenga buena agilidad mental, realiza concursos con él y sus amigos de chistes infantiles, trabalenguas, acrósticos, incluso -¿por qué no?- un concurso de rap freestyle, rimas y todo lo que requiera que el cerebro de tus hijos necesite pensar al mil por hora.

Si notas que tus hijos son más inclinados a los experimentos, puedes hacer un reloj de sol como parte de las actividades al aire libre que requiere obviamente del sol, un reloj, una brújula y un palo. Entierra el palo en el suelo, inclinado hacia el norte usando la brújula. Usa el reloj para marcar donde está la sombra del palo al pasar de cada hora. Ahora puedes utilizar estas marcas para decir la hora en cualquier día cuando hay bastante luz del sol.

Algo que jamás pasará de moda es interesar a tus hijos en el mundo de la botánica. Enseña a los niños cómo crecen las plantas. Necesitarás semillas frescas tales como girasol, berro, o semillas de calabaza. A continuación, busca un suelo de buena calidad o composta, y unas pocos de macetas. ¡El agua, la luz solar y el calor también serán útiles para este experimento!

El malabarismo es una actividad divertida y saludable; puede ayudar a mejorar la concentración, la coordinación  y la salud general del cerebro y finalmente recomendamos la pintura: esta es una forma barata y gratificante de promover la creatividad. Desde acuarelas hasta pinturas acrílicas, todo lo que necesitas es una hoja de papel y un toque artístico. Cada niño debe disfrutar de la creatividad artística de dibujar y pinturas.