Categories Menu

Los errores más comunes de las empresas familiares

Las familias de negocios gobiernan la economía global. Las estimaciones sugieren que el 80% de las empresas del mundo son familiares así que si has pensado en montar un negocio junto con tu familia, debemos decir que vas por un buen camino pero, ¡cuidado! de 100 organizaciones que tienen éste modelo, sólo 30 llegan a la segunda generación y menos del 10% de ellos sobreviven hasta la cuarta.

Esto sucede porque la mayoría comete algunos errores que son inaceptables y queremos mencionarte algunos de ellos para que estés prevenido:

La falta de reglas claras: La informalidad y la falta de disciplina pueden caracterizar a las empresas dirigidas por familias, que por lo general tienen poco interés en el establecimiento de procesos y procedimientos para seguir e instituir muchas reglas. Para equilibrar la relación familia-empresa, la mejor alternativa es la de establecer reglas claras de convivencia, de acción y también de toma de decisiones, las cuales deben ser respetadas. Reglas tan básicas como las interacciones familiares dentro del espacio empresarial  que por desgracias aumenta también  los riesgos de conflictos entre parientes cercanos, lo que lleva a un desequilibrio en la empresa. ¡Se debe ser cuidadoso con ello!

Mezcla cuentas personales con cuentas de la empresa: es común en los informes de las empresas familiares, el hecho de que, para los fundadores, “todo  va para su bolsillo” o “es de toda la familia, y se utilizará para la familia” después de todo, “la empresa es la familia, y funciona bien.” El dinero de la empresa no debe ser mezclado con los gastos de los miembros. Hay que establecer un retiro mensual y mantener cuentas bancarias separadas. Además es muy importante estar al corriente en los pagos de impuestos, bienes, servicios, insumos y todo lo necesario de la empresa, para que toda la familia conozca el estado financiero se pueden hacer uso de herramientas de contabilidad en línea, plataformas como miskuentas permiten que existan reportes financieros al alcance de todos los interesados, de esa manera siempre habrá cuentas claras para todos los miembros familiares de la empresa.

No debe existir la obligación de dar empleo: – Los familiares no deben ser vistos como opciones obligatorias para un puesto dentro de la empresa, por lo que deben competir con los demás  profesionales que se postulen. El proceso de selección de altos ejecutivos deben considerar tanto a miembros de la familia que tienen formación como candidatos en el mercado como a personal que ha sabido desarrollarse de manera eficaz en puestos similares. Recordemos que buscamos el bienestar de la empresa.

No planificar la sucesión: la sucesión del fundador de la empresa para perpetuar el negocio debe ser tratado como un tema serio dentro de un negocio familiar. El fundador generalmente va a imprimir a la compañía su identidad. Antes de nombrar a los sucesores, se debe evaluar el estilo de gestión porque el negocio que se dice que es “la cara del propietario.” La eliminación o mala elección del sucesor, puede transformar por completo la empresa al punto que puede perder su identidad. La transición debe ser planificada para asegurar que la empresa no sufra, no pierda espacio ni tampoco resultados.