Categories Menu

Posted by on May 12, 2013 in Poemas Cortos, Poemas de Amor, Poemas Romanticos

Antes de amarte, nada era mío

antes de amarte

Saludos estimados lectores y sean bienvenidos su portal de poemas románticos, espacio donde se comparten los mejores poemas de amor y amistad de la red, y prueba de ello lo podrán ver en estos dos maravillosos poemas que le sugerimos: “el valor de un te quiero” y “se detuvo el tiempo en mi“.

Volviendo a la publicación de hoy, les traemos un soneto de amor de Pablo Neruda titulado “Antes de amarte, nada era mío” y en el refleja cómo se sentía antes de que ella y su amor llegarán a su vida. Describe lo triste y vació que estaba, y lo feliz que se volvió cuando ella llego a su vida. Sin dudas, uno de esos poemas románticos para dedicarle a su pareja, o a esa persona especial en sus vidas. Sin más que agregar, les dejamos con el video de este poema corto que tiene una duración de 1 minuto y 10 segundos:

Esperamos que hayan disfrutado de “Antes de amarte, nada era mío”. Recuerden compartir sus opiniones y sugerencias ya que tratamos de mejorar continuamente para su satisfacción.

Leer Artículo

Posted by on May 11, 2013 in Cartas de Amor, Poemas de Amor, Poemas Romanticos, Poemas Tiernos, Versos romanticos

Amor

Una vez más nos es un placer estar con ustedes  en este su portal favorito Poemas Románticos, siempre buscando el mejor contenido de versos y Poemas románticos de la web , esta vez les presentamos un poema dedicado a ese ser que es tan necesario en nuestras vidas, la mujer, y quien hace esta dedicatoria  es Manuel Acuña  poeta nacido en México que se adiestro en el ambiente romántico del intelectualismo de México y nos trae su  poema de amor  titulado “Amor”  en el cual cada ensayo métrico esta tan bien diseñado que crea musicalidad al leer.

Amor

¡Amar a una mujer, sentir su aliento,
Y escuchar a su lado
Lo dulce y armonioso de su acento;
Tener su boca a nuestra boca unida
Y su cuello en el nuestro reclinado,
Es el placer más grato de la vida,
El goce más profundo
Que puede disfrutarse sobre el mundo!

Porque el amor al hombre es tan preciso,
Como el agua a las flores,
Como el querube ardiente al paraíso;
Es el prisma de mágicos colores
Que transforma y convierte
Las espinas en rosas,
Y que hace bella hasta la misma muerte
A pesar de sus formas espantosas.

Amando a una mujer, olvida el hombre
Hasta su misma esencia,
Sus deberes más santos y su nombre;
No cambia por el cielo su existencia;
Y con su afán y su delirio, loco,
Acaricia sonriendo su creencia,
Y el mundo entero le parece poco…
Quitadle al zenzontle la armonía,
Y al águila su vuelo,
Y al iluminar espléndido del día
El azul pabellón del ancho cielo,
Y el mundo seguirá… Mas la criatura,
Del amor separada
Morirá como muere marchitada
La rosa blanca y pura
Que el huracán feroz deja tronchada;
Como muere la nube y se deshace
En perlas cristalinas
Cuando le hace falta un sol que la sostenga
En la etérea región de las ondinas.

¡Amor es Dios!, a su divino fíat
Brotó la tierra con sus gayas flores
Y sus selvas pobladas
De abejas y de pájaros cantores,
Y con sus blancas y espumosas fuentes
Y sus limpias cascadas
Cayendo entre las rocas a torrentes;
Brotó sin canto ni armonía…

Hasta que el beso puro de Adán y Eva,
Resonando en el viento,
Enseñó a las criaturas ese idioma,
Ese acento magnífico y sublime
Con que suspira el cisne cuando canta
Y la tórtola dulce cuando gime,
¡Amor es Dios!, y la mujer la forma
En que encarna su espíritu fecundo;
Él es el astro y ella su reflejo,
Él es el paraíso y ella el mundo…

Y vivir es amar. A quien no ha sentido
Latir el corazón dentro del pecho
Del amor al impulso,
No comprende las quejas de la brisa
Que vaga entre los lirios de la loma,
Ni de la virgen casta la sonrisa
Ni el suspiro fugaz de la paloma.

¡Existir es amar! Quien no comprende
Esa emoción dulcísima y suave,
Esa tierna fusión de dos criaturas
Gimiendo en un gemido,
En un goce gozando
Y latiendo en unísono latido…
Quien no comprende ese placer supremo,
Purísimo y sonriente,
Ese miente si dice que ha vivido;
Si dice que ha gozado, miente.

Y el amor no es el goce de un instante
Que en su lecho de seda
Nos brinda la ramera palpitante;
No es el deleite impuro
Que hallamos al brillar una moneda
Del cieno y de la infamia entre lo oscuro;
No es la miel que provoca
Y que deja, después que la apuramos,
Amargura en el alma y en la boca…

Pureza y armonía,
Ángeles bellos y hadas primorosas
En un Edén de luz y de poesía,
En un pénsil de nardos y de rosas,
Todo es el amor.
Mundo en que nadie
Llora o suspira sin hallar un eco;
Fanal de bienandanza
Que hace que siempre ante los ojos radie
La viva claridad de una esperanza.

El amor es la gloria,
La corona esplendente
Con que sueña el genio de alma grande
Que pulsa el arpa o el acero blande,
La virgen sonriente.
El Petrarca sin Laura,
No fuera el vate del sentido canto
Que hace brotar suspiros en el pecho
Y en la pupila llanto.
Y el Dante sin Beatriz no fuera el poeta
A veces dulce y tierno,
Y a veces grande, aterrador y ronco
Como el cantor salido del infierno…

Y es que el amor encierra
En su forma infinita
Cuanto de bello el universo habita,
Cuanto existe de ideal sobre la tierra.
Amor es Dios, el lazo que mantiene
En constante armonía
Los seres mil de la creación inmensa;
Y la mujer, la diosa,
La encarnación sublime y sacrosanta
Que la pradera con su olor inciensa
Y que la orquesta del Supremo canta,
¡Y salve, amor!, emanación divina…

¡Tú, más blanca y más pura
Que la luz de la estrella matutina!
¡Salve, soplo de Dios!…
Y cuando mi alma
Deje de ser un templo a la hermosura,
Ven a arrancarme el corazón del pecho
Ven a abrir a mis pies la sepultura.

 

Esperamos que haya sido de su agrado este poema y los invitamos a que no visiten en su próxima búsqueda de versos de amor , agradeciendo de antemano su elección por este su site favorito , les dejamos unos poemas que esperamos sean de su agrado que al igual que este fueron cuidadosamente elegidos para ustedes .

De que callada manera

Quiero que…

Leer Artículo

Posted by on May 9, 2013 in Poemas de Amor, Poemas Romanticos

Balada del loco amor

Bienvenidos a  su portal de Poemas Románticos nos es grata su elección por esta su web predilecta de poemas de amor, nos complace presentarles esta vez al poeta conocido como  el “poeta enamorado”  el cubano José Ángel Buesa Porta romántico con una pequeña tendencia a la melancolía en sus poemas  y nos deleita con “Balada del loco amor”

Buesa  fue un genio literario en su época y con “Balada del loco amor”  plasma el poeta que para el amor no hay tiempo exacto ni barreras, ya que cuando llega, es para quedarse, el poema tiene un pequeño toque  melancólico no sale de su idea principal que no hay amor perfecto , pero si verdadero.

Balada del Loco Amor

No, nada llega tarde, porque todas las cosas
Tienen su tiempo justo, como el trigo y las rosas;
Sólo que, a diferencia de la espiga y la flor,
Cualquier tiempo es el tiempo de que llegue el amor.

No, amor no llega tarde. Tu corazón y el mío
Saben secretamente que no hay amor tardío.
Amor, a cualquier hora, cuando toca a una puerta,
La toca desde adentro, porque ya estaba abierta.
Y hay un amor valiente y hay un amor cobarde,
Pero, de cualquier modo, ninguno llega tarde.

II

Amor, el niño loco de la loca sonrisa,
Viene con pasos lentos igual que viene aprisa;
Pero nadie está a salvo, nadie, si el niño loco
Lanza al azar su flecha, por divertirse un poco.

Así ocurre que un niño travieso se divierte,
Y un hombre, un hombre triste, queda herido de muerte.
Y más cuando la flecha se le encona en la herida,
Porque lleva el veneno de una ilusión prohibida.
Y el hombre arde en su llama de pasión, y arde, y arde
Y ni siquiera entonces el amor llega tarde.

III

No, yo no diré nunca qué noche de verano
Me estremeció la fiebre de tu mano en mi mano.
No diré que esa noche que sólo a ti te digo
Se me encendió en la sangre lo que soñé contigo.

No, no diré esas cosas, y, todavía menos,
La delicia culpable de contemplar tus senos.
Y no diré tampoco lo que vi en tu mirada,
Que era como la llave de una puerta cerrada.
Nada más. No era el tiempo de la espiga y la flor,
Y ni siquiera entonces llegó tarde el amor.

Esperamos y haya sido de su agrado  y una vez más los invitamos a que visiten este su portal de  Poemas Románticos en mejor site de la web y  que visiten nuestras publicaciones  que a  continuación les dejamos detalladas

Amor, cuantos caminos hasta llegar a un beso

¿De que modo Te Amo?

Leer Artículo

Posted by on May 9, 2013 in Frases y Versos, Poemas de Amor, Poemas Romanticos, Versos de amor, Versos romanticos

Amor es

Me es muy grato darles la bienvenida a este su portal favorito de la web  Poemas románticos esta vez tenemos el agrado de traerles a una  maravillosa poeta de la isla, nada más y nada menos que  Dulce María Loynaz una de las principales figuras de la lírica cubana y universal que nos deleita con uno de sus poemas titulado  “Amor es”

 

“Amor es”

Amar la gracia delicada
Del cisne azul y de la rosa rosa;
Amar la luz del alba
Y la de las estrellas que se abren
Y la de las sonrisas que se alargan…
Amar la plenitud del árbol,
Amar la música del agua
Y la dulzura de la fruta
Y la dulzura de las almas dulces…
Amar lo amable, no es amor.

Amor es ponerse de almohada
Para el cansancio de cada día;
Es ponerse de sol vivo
En el ansia de la semilla ciega
Que perdió el rumbo de la luz,
Aprisionada por su tierra,
Vencida por su misma tierra.

Amor es desenredar marañas
De caminos en la tiniebla:
¡Amor es ser camino y ser escala!
Amor es este amar lo que nos duele,
Lo que nos sangra bien adentro…

Es entrarse en la entraña de la noche
Y adivinarle la estrella en germen…
¡La esperanza de la estrella!

Amor es amar desde la raíz negra.
Amor es perdonar;
Y lo que es más que perdonar,
Es comprender.
Amor es apretarse a la cruz,
Y clavarse a la cruz,
Y morir y resucitar…

¡Amor es resucitar!

En el poema “Amor es” podemos apreciar en la lectura de este, la simplicidad de las palabras de esta poeta y el cómo describe la verdadera forma de amar Poemas románticos eligió este poema por la sencillez de cada palabra que en su conjunto forman un verso ideal para dedicárselo al ser amado, esperando que este poema sea de su agrado les invitamos a que nos comentes sus sugerencias que son tan necesarias para la mejora de esta web ; a continuación les sugerimos las siguientes publicaciones que estamos seguros también será de su agrado

Aceite y sangre

Volverán las oscuras golondrinas

Leer Artículo

Posted by on May 8, 2013 in Poemas de Amor, Poemas Tiernos

Caricia

madre e hija

De vuelta con más poema s de amor y poemas tiernos les traemos un tema de Gabriela Mistral, quien fue la primera persona de América Latina en ganar el premio Nobel de Literatura en 1945. Por ello su portal de poemas románticos garantiza al lector la calidad de sus poemas, y en el día de hoy les traemos uno titulado “Caricia”, el cual trata sobre el amor del hijo a su madre. De manera más específica de un hijo que sigue a su madre hasta el cielo y hasta por el mar es un indicador de un amor puro y para siempre de Madre a Hijo y de un hijo hacia una Madre. A continuación, les dejamos el video del poema donde podrán apreciar lo bello de este escrito:

Esperamos que hayan disfrutado de “Caricia”. Recuerden dejarnos sus opiniones y sugerencias sobre el contenido publicado en su portal de poemas románticos. Antes de finalizar, nos gustaría invitarle a ver dos muy lindos poemas amistad:

–          Para un amigo muy especial

–          Lazos de amistad

Leer Artículo

Posted by on May 5, 2013 in Poemas de Amor, Poemas Tiernos

A Margarita Debayle – Rubén Darío

A Margarita Debayle

 

Saludos estimados lectores, una cordial bienvenida a este su portal de poemas románticos  como siempre es un completo honor y un total placer en compartir con ustedes. Para esta oportunidad citaremos uno de los poemas más conocidos de  un poeta nicaragüense, máximo representante del modernismo literario, nos referimos nada más y nada menos que a Rubén Darío.

El precioso poema que compartiremos en esta oportunidad lleva por titulo “A Margarita Debayle“, poesía en honor a la conocida mundialmente por ser la famosa musa del poeta Rubén Darío, la sutileza y belleza de cada verso de este hermoso poema es tan solo superada por la imaginación del lector la cual literalmente viajará a un mundo sutil, magico y onirico.

Esperamos que hayan disfrutado tanto como nosotros del exquisito poema a “A Margarita Debayle“, como siempre los invitamos a que compartan sus opiniones y comentarios los cuales son muy tomados en cuenta por los administradores de este su portal de poemas románticos, antes de concluir le dejamos dos sugerencias que no se pueden perder:

A unos ojos

Poema de esperanza

A Margarita Debayle

Margarita, está linda la mar,
Y el viento
Lleva esencia sutil de azahar;
Yo siento
En el alma una alondra cantar:
Tu acento.
Margarita, te voy a contar
Un cuento.

Este era un rey que tenía
Un palacio de diamantes,
Una tienda hecha del día
Y un rebaño de elefantes,
Un kiosco de malaquita,
Un gran manto de tisú,
Y una gentil princesita,
Tan bonita
Margarita,
Tan bonita como tú.

Una tarde la princesa
Vio una estrella aparecer;
La princesa era traviesa
Y la quiso ir a coger.

La quería para hacerla
Decorar un prendedor,
Con un verso y una perla,
Y una pluma y una flor.

Las princesas primorosas
Se parecen mucho a ti:
Cortan lirios, cortan rosas,
Cortan astros. Son así.

Pues se fue la niña bella,
Bajo el cielo y sobre el mar,
A cortar la blanca estrella
Que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,
Por la luna y más allá;
Mas lo malo es que ella iba
Sin permiso del papá.

Cuando estuvo ya de vuelta
De los parques del Señor,
Se miraba toda envuelta
En un dulce resplandor.

Y el rey dijo: “¿Qué te has hecho?
Te he buscado y no te hallé;
¿Y qué tienes en el pecho,
Que encendido se te ve?”

La princesa no mentía.
Y así, dijo la verdad:
“Fui a cortar la estrella mía
A la azul inmensidad”.

Y el rey clama: “¿No te he dicho
Que el azul no hay que tocar?
¡Qué locura! ¡Qué capricho!
El Señor se va a enojar”.

Y dice ella: “No hubo intento:
Yo me fui no sé por qué
Por las olas y en el viento
Fui a la estrella y la corté”.

Y el papá dice enojado:
“Un castigo has de tener:
Vuelve al cielo, y lo robado
Vas ahora a devolver”.

La princesa se entristece
Por su dulce flor de luz,
Cuando entonces aparece
Sonriendo el buen Jesús.

Y así dice: “En mis campiñas
Esa rosa le ofrecí:
Son mis flores de las niñas
Que al soñar piensan en mí”.

Viste el rey ropas brillantes,
Y luego hace desfilar
Cuatrocientos elefantes
A la orilla de la mar.

La princesita está bella,
Pues ya tiene el prendedor
En que lucen, con la estrella,
Verso, perla, pluma y flor.

Margarita, está linda la mar,
Y el viento
Lleva esencia sutil de azahar:
Tu aliento.

Ya que lejos de mí vas a estar,
Guarda, niña, un gentil pensamiento
Al que un día te quiso contar
Un cuento.

Leer Artículo