Categories Menu

Del matrimonio – Gibran Jalil Gibran

pareja-bien2

Hola y sean bienvenidos nuevamente a su humilde portal de poemas románticos, esperamos siempre se encuentren bien y la pasen de lo mejor con nuestros diferentes tipos de categorias como imágenes de poemas, cartas de amor y hasta versos románticos, todas estas entregas se las hacemos para que siempre tengan una bonita lectura que leer.

Ya que estamos en el famoso mes en donde se celebran las tradiciones de Halloween, les adjunto este poema esperando que sea de su agrado: poema para Halloween: Muñeca rota lo cual podemos categorizar en los poemas góticos y de paso es muy bonitos para las personas amantes de la poesía gótica.

Cambiando completamente de tema, el día de hoy les publicaremos un verso de amor titulado: “Del matrimonio” escrito por Gibran Jalil Gibran, estos bonitos versos románticos son útiles también para cuando se nos acerca el día más feliz de nuestras vidas, el matrimonio, y pueden funcionar como votos de amor, ya que dice que hay frases mus románticas en las escrituras como: nacimos para estar juntos o amémonos el uno al otro.

Antes de que finalicemos esta nueva entrega, su blog de poemas románticos les adjunta otros dos enlaces de bellos poemas que seguramente serán de su interés:

Acuérdate de mí, hermoso poema de George Gordon Byron.

Nunca hagas llorar a una mujer, uno de los mejores poemas de nuestro portal de poemas románticos.

Del Matrimonio

Nacisteis juntos, y juntos seguiréis para siempre. Juntos os hallaréis cuando las blancas alas de la muerte acaben vuestros días. ¡Ay! también juntos os hallaréis hasta en la memoria silenciosa de Dios. Pero dejad que existan espacios en esa, vuestra unión. Y permitid que los vientos de los cielos dancen entre vosotros.

Amaos el uno al otro, pero no permitáis que el amor sea una atadura: Permitid mejor que sea como un mar que se mece entre las orillas de vuestras almas. Colmad mutuamente la copa, pero no libéis solamente de una. Compartid vuestro pan, pero sin comer del mismo pedazo. Cantad y danzad juntos y sed alegres, pero permitid que cada uno se sienta solo. Así como las cuerdas de un laúd se encuentran separadas aunque se estremezcan con la misma música.

Ofreceos el corazón, pero sin que por ello dejéis de vigilarlo. Pues solamente la mano de la Vida puede contener vuestros corazones. Y manteneos unidos, mas no demasiado juntos: Porque las columnas del templo se encuentran separadas. Y el roble y el ciprés no crecen estando bajo la sombra del otro.

Antes de que finalicemos esta nueva entrega, su blog de poemas románticos les adjunta otros dos enlaces de bellos poemas que seguramente serán de su interés: