Categories Menu

Donde ella confesó su amor – John Clare

Donde ella confesó su amor

Saludos desde nuestro portal de de poemas románticos, nos complace su visita nuevamente y bienvenidos para todos aquellos que entran por primera vez a nuestra humilde web. Para esta nueva publicación traemos un material llamado “Donde ella confesó su amor” un hermoso poema de amor que también llena el perfil de poesía gótica, categoría que ha crecido poco a poco en nuestro portal.

Para empaparnos un poco sobre el poemaDonde ella confesó su amor” fue escrito por John Clare (1793-1864), un poeta de origen inglés y considerados por mucho como la revelación de la poesía inglesa del siglo XX. El nombre original del poema es “Where she told her love” y es una excelente opción para aquellos que gustan de los poemas con mucha descripción y capaz de transportarlo al entorno que el poeta desea.

Esperamos que hayan disfrutado de esta nueva entrega de este su portal de poemas románticos, antes de concluir le dejamos dos enlaces de algunos poemas tiernos que pueden ser de su gusto:

Y pensar, Corazón

La forma de tu querer

Donde ella confesó su amor

La vi arrancar una rosa

Al comenzar el día, temprano,

Y fui a besar aquel páramo

Donde ella rompió su rosa;

Entonces vi los anillos

Donde su estilo era un secreto,

Y me enamoré de todos los objetos

Donde sus ojos habían caído.

Si ella viese el abismo

O las cálidas hojas dobles,

Ya sea de un olmo o un viejo roble,

Jamás sabría lo caras que esas cosas son para mi.

Poseo una agradable colina,

Allí me siento por horas, erráticas,

Donde ella arrancó hierbas aromáticas

Y otras pequeñas flores;

Allí murmuró ella, como la

la belleza canta en sueños,

Y la amé cuando derramó sobre su pecho

Algo similar a un llanto pequeño,

Bañando el lunar oscuro de su cuello,

Que a mis ojos era un diamante eterno;

Entonces mis labios ardieron

Y en mi corazón se consumieron.

Hay un pequeño espacio verde

Donde pasa indolente el ganado,

Donde descubrí un pálido sábado

La cosa más querida del mundo.

Un pequeño roble se extiende sobre él,

Arrojando una sombra redonda,

La hierba oscura allí se demora,

El verde más intenso que haya conocido:

Allí no hay penas ni dolor

No hay bosques ni arboledas,

Pero fue en aquella mágica tierra

Donde ella confesó su amor.