Categories Menu

La música electrónica y la espiritualidad.

La espiritualidad que emana de la música electrónica es un tema raramente explorado y debatido por los pensadores, los espiritistas, los productores y DJs. Algunos de los géneros electrónicos son capaces de llevarnos a estados meditativos y de expansión de la conciencia sin el uso de sustancias psicoactivas. El propio sonido de Electro Dance Music, emana vibraciones muy sutiles en el cuerpo físico, y además causan un enorme impacto en la mente.

El trance es uno de los estilos musicales que revive el concepto de música original, donde se utilizan los ritmos que ayudan a alterar los estados de conciencia y llevar la espiritualidad y la disociación.

La complejidad de las canciones consisten en hasta 9 o 10 capas de forma simultánea (contra 4 para una canción estándar de rock o 3 para hiphop) en trance no hay sonidos asignados / requeridos. De hecho, las canciones utilizan cualquier medio para tejer una compleja red, cada instrumento tiene su lugar.

El ritmo del tambor y del bajo para fusionarse con otros sonidos puede provocar una especie de realidad temporal o virtual. Es muy fácil perderse en la música u olvidarse por completo y, al hacerlo, puede olvidarse de todos los pensamientos negativos.

Influencia del Electro Dance Music el cuerpo

Por otra parte, la naturaleza progresiva de la música puede tener un efecto significativo en las funciones corporales; para moverse en oleadas, una canción en pocos segundos puede tener tanto poder como un estimulante relajante sobre el  cuerpo del oyente.

La progresiva aceleración del ritmo pueden traer un trance hipnótico en el oyente (de ahí el nombre del género) y distorsionar el sentido del tiempo. Este impacto puede regular los procesos fisiológicos, armonizar la velocidad del corazón y de sintonizar la química del cerebro de una manera similar.

La diferencia de estos estilos musicales como el Trance, es que el foco no está por lo general en el contenido de las letras de las canciones, pero si en el sonido en su conjunto. En este sentido, las voces son generalmente poco más que una extensión de la pista, sólo un fragmento de una palabra que se mezcla hasta que se vuelve indistinguible.

En definitiva, la música electrónica puede ayudar a alcanzar una percepción alterada y una disociación completa de la mente y el cuerpo.

Más que una simple fiesta electrónica

El estilo trance, en particular, se estudia para estimular las ondas theta del cerebro asociadas con los niveles de sueño. Es un estado extremo de relajación, un fenómeno que es casi inalcanzable en un estado consciente. El único método conocido para alcanzar el mismo estado es la meditación intensa.

Las fiestas electrónicas. raves y otros eventos similares pueden ser vistos como un encuentro colectivo de personas que se desplazan en el mismo tiempo, no es raro sentirse como parte de un todo. De acuerdo con el estudio religioso de Robin Sylvan,   “Durante casi dos décadas, la escena rave ha convertido en mucho más que un festival de música electrónica. Miles de personas en todo el mundo se unen como una fuente de espiritualidad y la conexión más estrecha que logran; aun más que una religión.”