Categories Menu

Nuestros primeros poemas romanticos

En nuestra primera entrega de poemas romanticos les traemos una serie de dos poemas de amor muy tiernos y con una lírica impecable, ideal para aquellos enamorados que necesitan de estos maravillosos textos para seducir a su pareja con romanticismo.

Espero que disfruten estos dos maravillosos poemas románticos, y disfruten del material que les ofreceremos a diario en nuestra nueva web.

Nuestro primer poema romántico se llama:

Nadie como vos
Eres como ningún otro, porque solo tu te has ganado mi alma y un lugar en lo más profundo de mi corazón, se que tu amor lo puede todo, las noches estrelladas, las melodías más bellas, las palabras, las fantasías, todos me parece poco, porque tu me llenas.

Eres mi sueño cumplido, el amor perfecto, sin ataduras.

Eres la respuesta a mis preguntas la razón de mi vivir.

De soñar, de llorar, de reír, de amar, cantar, de escribir…le agradezco a Dios que te haya puesto en mi camino, quisiera gritar desde lo más alto de una montaña que te amo!!! Y que se escuchara el eco por todos los cielos…
porque tu siempre estas en mis pensamientos, en mi corazón, en mis sentimientos en el sol, la lluvia, en cada lágrima, tú eres mi felicidad, mi todo.

Por que desde aquel día en que te vi por vez primera mi vida cambio por completo.

Sólo le pido a Dios que perdure este amor más allá de los años, del tiempo, de la muerte, para estar a tu lado siempre.

Nuestro segundo y último poema de amor se llama:

“El nuevo amor”
Todo amor nuevo que aparece
nos ilumina la existencia,
nos la perfuma y enflorece.

En la más densa oscuridad
toda mujer es refulgencia
y todo amor es claridad.
Para curar la pertinaz
pena, en las almas escondida,
un nuevo amor es eficaz;
porque se posa en nuestro mal
sin lastimar nunca la herida,
como un destello en un cristal.

Como un ensueño en una cuna,
como se posa en la rüina
la piedad del rayo de la luna.
como un encanto en un hastío,
como en la punta de una espina
una gotita de rocío…

¿Que también sabe hacer      sufrir?
¿Que también sabe hacer llorar?
¿Que también sabe hacer morir?

-Es que tú no supiste amar…

Espero que les agrade nuestra primera entrega de poemas románticos, y como ya saben, aquí estaremos para darles el mejor material, como de costumbre.