Categories Menu

Poema “A mi padre”

a mi padre

Como están estimados lectores amantes de la poesía, es un placer para su portal de poemas románticos tenerlo con nosotros nuevamente, así mismo es grato complacerlos con nuestras variadas categorías de frases y versos de amor y de tristeza. Para esta oportunidad traemos un excelente material dedicado a nuestro padre, aunque la poseía está hecha por alguien anónimo, se le agradece de ante mano permitirnos poder leer esta belleza literaria.

Nuestras publicación de hoy se titula: A mi padre, y es una excelente obra literaria muy ideal para dedicársela a aquellos papas que se han portado de maravilla con nosotros sus hijos. Es un poema tierno en el que se puede apreciar la bella y consonada rima que algunas estrofas poseen, en si la mayoría y al leerlo le da una mejor entonación y se aprecia mejor.

Esperamos que hayan disfrutado de esta entrega que les hace este su portal de poemas románticos, y como siempre los invitamos a compartir sus opiniones y comentarios al igual que visitar las siguientes recomendaciones de poemas tiernos que tenemos para compartir con ustedes:

Imágen de poema navideño

La forma de tu querer

A mi padre

A Dios doy gracias por ser mi padre.
Por tus reproches y consejos.
Por el bien que me enseñaste
y de mi ser siempre cuidaste.

Por ser padre bondadoso,
lleno de paz y sabiduría.
Porque amas la verdad.
Justicia y rectitud en demasía.

Por ser mi padre amado
y enseñarme la caridad.
Sentimientos nobles te cubren.
No conoces la maldad.

Caballero noble y parco,
me enseñaste a luchar.
Aspirando siempre a lo más alto
y a mis sueños no renunciar.

Por aborrecer todo lo malo.
Por tus celestiales valores.
Por guiarme de la mano
en senderos llenos de flores.

Por tus palabras de aliento
en mis momentos más tristes.
Por tus silencios elocuentes
que me calman dulcemente.

Por tu mirada sabia y profunda.
Por tu expresión tan serena.
Por tu paciencia y tesón.
Torbellino de cosas buenas.

Por ser hombre testarudo
aferrado a tu convicción.
Por mantener en alto tus ideales
sin perder la calma o razón.

Por instruirme en la vida
y enseñarme a no mentir.
Por preocuparte por mis problemas
y recompensa no pedir.

Por enseñarme nobles valores:
el amor, rectitud y compasión,
justicia, desinterés, trabajo,
caridad, verdad y el perdón.

Por todos tus desvelos.
Por tu amor paternal.
Hombres como tú hay pocos.
Eres un padre ideal.

Por cumplir con tus deberes.
porque nunca me fallaste.
Porque contigo contar siempre puedo.
Hoy y siempre mi amor te entrego.

Porque siempre estás ahí,
tendiéndome tu cálido abrazo.
Por ser modelo en mi vida.
Por siempre creer en mí.

Por todo esto padre, te aprecio,
y a Dios de nuevo agradezco
por en mi vida tenerte a tí.