Categories Menu

Poema de amistad para levantar el ánimo

Poema de amistad para levantar el ánimo

Que rápido pasa el tiempo, ya llegamos nuevamente a un inicio de fin de semana pero como siempre le traemos el mejor material poético que solo nuestro portal de poemas románticos te puede ofrecer. Como es de costumbre antes de comenzar con nuestra publicación de hoy me gustaría compartir uno de nuestros primeros poemas de amistad que nuestro portal compartió. Poema para mi querida amiga es un bonito material poético para compartir con esa amiga que siempre esta contigo, independientemente la situación que estés pasando.

Antes de iniciar déjenme agradecer los comentarios realizados en la fan page de poemas románticos en Facebook de nuestra publicación titulada: Poema triste para decir adiós, a nombre del personal de nuestro web de poemas de amor y amistad les doy las gracias.

Pasando al poema de hoy, me gustaría compartir un material que representa algo positivo y me a parecido una excelente idea de compartir con ustedes un Poema de amistad para levantar el ánimo, el cual puede ser leído en esos momento en que creemos que no hay solución para los problemas.

Poema de amistad para levantar el ánimo

Creo en tí amigo:
Si tu sonrisa es como un rayo de luz
que alegra mi existencia.

Creo en ti amigo:
Si tus ojos brillan de alegría al encontrarnos.

Creo en ti amigo:
Si compartes mis lágrimas y
sabes llorar con los que lloran.

Creo en ti amigo:
Si tu mano está abierta para dar y
tu voluntad es generosa para ayudar.

Creo en ti amigo:
Si tus palabras son sinceras y
expresan lo que siente tu corazón.

Creo en ti amigo:
Si sabes comprender bondadosamente mis debilidades y
me defiendes cuando me calumnian.

Creo en ti amigo:
Si tienes valor para corregirme amablemente.

Creo en ti amigo:
Si sabes orar por mí,
y brindarme buen ejemplo.

Creo en ti amigo:
Si tu amistad me lleva a amar más a Dios
y a tratar mejor a los demás.

Creo en tí amigo:
Si no te avergüenzas de ser mi amigo
en las horas tristes y amargas.

Autor: Arjona Delia