Categories Menu

Poemas al medio ambiente

medio ambiente

Excelente día y bienvenidos a otra publicación de este su portal de poemas románticos, un placer en compartir con ustedes.  Después de haber disfrutado de un fino poema de amor llamado “Amor infinito” hoy dejaremos aparte la poesía romántica para traer un material de un día especial como lo es hoy.

Para aquellos lectores que no tengan el conocimiento de lo que se celebra el 5 de junio se trata del día internacional del medio ambiente, el cual es un día de celebración y concientización sobre el medio ambiente de nuestro planeta, donde el ser humano a maltratado a través de la tala y envenenamiento de las aguas lo que significa nuestra fuente de vida. No obstante, apartando a quienes solo le interesan los intereses personales antes que el propio planeta existen personas que de alguna forma u otra desean aportar su grano de arena, como es el caso de los autores de nuestros poemas del día de hoy.

Es por eso que el día de hoy compartiremos dos hermosos poemas al medio ambiente, donde uno se trata de un poema triste y el otro un poema corto con llamado En los árboles del huerto.

Esperamos que disfruten de estos de estos poemas al medio ambiente, no olviden en compartir sus opiniones y comentarios ya que es fundamental para este su portal de poemas románticos.

En los árboles del huerto

En los árboles del huerto
hay un ruiseñor:
Canta de noche y de día
canta a la luna y al sol.

Ronco de cantar
al huerto vendrá la niña
y una rosa cortará.

Entre las negras encinas
hay una fuente de piedra
y un cantarillo de barro
que nunca se llena.

Por el encinar
con la luna blanca
ella volverá.

Antonio Machado

Poesía al medio ambiente

Erosionada montaña
Erosionada montaña se queja,
siendo su queja una verdad,
ya no son como ayer sus mañanas,
desde que llegó la ciudad.

Cada vez menos flora y fauna,
no está el civilizado indio que la cuidaba,
salvajes industrias la dañan,
hasta explotan sus entrañas.

Miles de años estuvo limpia,
ahora esta el basural,
sus ríos llenos de fealdad,
hasta el aire sucio está.

Su único consuelo es esperar,
sabe que el hombre no durará
solo que teme quedar sola,
tras la guerra nuclear.

Javier R. Cinacchi