Categories Menu

Seremos amigos

Seremos amigos

Tengan un excelente día estimados lectores, sean nuevamente bienvenido a su humilde portal de poemas románticos, es un honor para nosotros hacerles las mejores entregas de poemas tiernos y versos de amor en toda la web. Esperamos siempre se la pasen de lo mejor en nuestro sitio ya que ese es nuestro objetivo principal. Para nuestra entrega de hoy, les compartiremos una de los poemas de amistad más tiernos y lleva como título: “Seremos amigos “. En esta obra literaria el autor nos da a entender de cierta manera que la vida es bella y que siempre que tengamos un amigo/a seremos afortunados de tenerlos.

Seremos amigos “, utiliza unos versos bellos alentadores que te animan a seguir adelante sin perder las esperanzas siempre y cuando contemos con una verdadera amistad. Sin más que decir, su portal de poemas románticos se despide pero antes de adjuntarles la poesía, les regalaremos dos enlaces de poemas tiernos lo cual esperamos que sean de su agrado.

Llénate de mí- Pablo Neruda

Extrañando

Seremos amigos

Vamos, seremos amigos,
te lo vengo a pedir,
por el bien de los sueños
que quisimos compartir.

El adiós nos lastima,
la ausencia es letal,
los silencios forjan historias
y temores que hacen mal.

¿Para qué seguir?
dejemos las cosas asi,
tú con tu vida, yo con la mía,
tratemos a nuestro modo de ser feliz.

En nuestro andar no caben mentiras,
tú y yo no debemos sucumbir,
pero la ausencia rompe el alma
el silencio es mordaz,
palidece el sentimiento,
lo hace agonizar.

Vamos, debemos partir,
cerrar aquella puerta
donde pensamos el amor descubrir,
la soledad fue esa trampa
la rutina también,
pero quedaremos como amigos
tu allá y yo aquí.

Dejaré escrito en el camino
lo mucho que soñé hacer,
desvestirte las emociones,
dejar tu deseo en desnudez,
regalarte mis sonrisas,
perderme en tu cuerpo
de cuando en vez,
velarte alguna noche el sueño,
abrazarte con mi sencillez,
galopar sobre tu cuerpo,
amarte hasta desfallecer.

Pero ahora seremos amigos
por el bien de este querer,
y si alguna vez me nombras
en un hiriente silencio,
sabrás entender,
que seremos amigos,
por no podernos tener.